Envíos gratuitos en compras superiores a 60€

Las pieles grasas también necesitan hidratación 

Las pieles grasas también necesitan hidratación 
22 julio, 2019 Silvia

Siempre existen mitos que rodean a los tipos de pieles, sobre todo a las pieles grasas. Queremos ayudarte a entender tu piel, por eso te vamos a contar las necesidades que tienes si tu piel es grasa, cómo tratarla y qué activos serán tus aliados para equilibrarla.

¿No sabes qué tipo de piel tienes? Lo mejor para conocer qué tipo de piel tenemos es ir a un centro especializado a que nos hagan un diagnóstico profesional. Por ejemplo, en el Balneario de Ariño podemos hacerte un reconocimiento de tu piel y determinar de qué tipo es y también ayudarte con el tratamiento adecuado para tratarla. 

¿Cómo sé si tengo la piel grasa?

La piel grasa se caracteriza por tener los poros dilatados, puntos negros y sobre todo un exceso de sebo que provoca brillos en la piel. Las causas pueden ser muy variadas, desde llevar un estilo de vida desequilibrado, la herencia o las hormonas. Aquí hay que puntualizar que la alimentación juega un papel muy importante en el estado de la piel, por eso es importante cuidarse tanto por fuera como por dentro. 

Para cuidar este tipo de piel es necesario tratarla con productos que no generen más grasa en la piel. No utilizar el producto adecuado puede generar que los problemas que tengan de manera genérica nuestro tipo de piel se incremente con alteraciones que pueden ser más graves, por ejemplo, en este caso pueden provocar brotes de acné o comedones. 

La piel grasa hay que tratarla con productos que no le generen más sebo. No utilizar el producto adecuado puede generar problemas que alteren la piel

La piel grasa necesita un cuidado especial ya que tiene tendencia a desarrollar acné, pero no todos son iguales y podemos saber por qué aparece esta alteración en la piel. Puede ser por un exceso de sebo, en este caso está relacionado con las hormonas y su alteración. Cuando esto ocurre se desarrolla más sebo y más denso, por lo que su eliminación por la propia piel es más difícil por lo que se generan esos granitos y comedones. También puede ser por la Hiperqueratosis, esto ocurre cuando la piel es más gruesa y dificulta que el sebo salga al exterior por lo que aparecen los granitos. Por último otra causa que puede generar acné son las Bacterias. El acné se genera y multiplica dentro del folículo polisebáceo y provoca una inflamación que es el granito. Más tarde se transforma en el granito rojo y doloroso. 

Como ya hemos señalado anteriormente, las pieles grasas también necesitan hidratación, de hecho, por la creencia o el mito de que la hidratación en las pieles grasas provoca aún más grasas, la mayoría de estas pieles están faltas de agua. Para que el equilibrio de estas pieles sea el correcto hay que elegir cremas compuestas por activos seborreguladores que mantengan la piel hidratada pero sin producir más sebo. Puedes optar por productos que contengan ácido glicólico, ácido salicílico, el retinol o el zinc. 

También la glicerina, ya que es humectante que aporta hidratación a la epidermis. Nuestra crema Bio-Nutrición contiene glicerina y también extracto de aloe vera, que hidrata, suaviza y calma por lo que la piel tendrá esa estabilidad deseada. 

Las pieles grasas necesitan productos que hidraten, suavicen y calmen para tener la estabilidad deseada

Con los serums también podemos ayudar a tener la piel en perfectas condiciones. Gracias a su textura fluida y no grasa es ideal para hidratar la piel grasa. Este único producto se puede utilizar tanto como serum por la mañana y como crema hidratante por la noche. 

Esta rutina de productos no hace nada si no llevas a cabo una rutina de limpieza profunda, constante y estricta. Hay que combinar los productos de hidratación con productos de limpieza profunda. Nosotros te proponemos nuestro jabón sólido con rosa de mosqueta y aceite de oliva, ya que sus propiedades rehidratan la piel, retrasa los signos de envejecimiento prematuro y mejora la regeneración de la piel. 

Cada piel es un mundo, y las que tienen la piel grasa tienen que prestar más atención a su piel ya que la aparición de brillos, poros dilatados, granitos y puntos negros es continuo. Para mantener un equilibrio en la piel y evitar esa producción excesiva de sebo que produce la obstrucción de los poros de tu piel es necesario mantener una buena limpieza e hidratación continua. 

Para conocer qué tipo de tratamientos son mejores para tu piel, tienes que conocer estos tips que son los que pueden provocar esta condición:

  • La temperatura: Cuanto mayor es la temperatura mayor es la producción de grasa por parte de la piel y eso también se nota, por eso también hablamos de cremas para el verano y cremas para invierno. 
  • La edad y las hormonas también son clave en el estado de la piel. La adolescencia es una época clave para la piel ya que el cambio en las hormonas hace que se produzca un exceso de sebo, por lo que la piel cambia y pueden aparecer granitos. 
  • La zona del cuerpo: la zona del cuerpo donde más aparecen granitos es en la cara en la zona T (frente, entrecejo y nariz), así como en el cuero cabelludo, la espalda, los hombros o la parte superior de los brazos. De lo que te vamos a hablar nosotros es de la zona de la cara. 

También hay que diferenciar los diferentes tipo de pieles grasas que hay, ya que muchos si que tienen brotes de acné y hay que tratarlos. 

En el mercado hay muchos tipos de cremas para la piel grasa y hay que elegir la crema correcta. Generalmente, las texturas en gel o crema gel son las que más se recomiendan para este tipo de pieles ya que son menos untuosas, son más ligeras y además contienen menos componentes grasos en la formulación. 

En cuanto a ingredientes activos hay algunos que son mejores que otros, por ejemplo, los que tienen propiedades antiinflamatorias y calmantes como pueden ser la avena la camomila o la caléndula. Un ejemplo que podemos darte aquí es nuestro jabón con miel y avena. 

jabon-avena-mil

Los activos antifúngicos y/o antisépticos como el climbazol y el cloruro de cetilpiridinio. También con activos queratolíticos- seborreguladores, éstos favorecen la descamación y reducen el número de granos como el ácido salicílico, ácido glicólico, ácido láctico o el extracto de espirulina. 

Ya para terminar te dejamos algunos tips y consejos para aplicar las cremas en la piel grasa. 

1.- Es importante mantener una correcta higiene antiséptica correcta, tanto de día como de noche. Con esto se evitará un exceso de sebo. 

2.- Desobstruir folículos pilosebáceo, también hay que propiciar la renovación celular mediante exfoliaciones semanales. 

3.- Hay que elegir productos y cremas que no empeoren el estado de la piel. 

4.- No hay que confundir la hidratación con el exceso de sebo. Muchas veces se comete el error de pensar que la piel grasa no necesita hidratación y la piel puede estar deshidratada al tiempo que produce un exceso de sebo.

5.- Es importante facilitar la descongestión de las áreas inflamadas. 

6.- Por último es importante remarcar que el maquillaje y productos que se utilicen tiene que ser libre de aceite o no comedogénicos para que no generen más grasa en la piel. 

 

 ¡SUSCRÍBETE! 

Y consigue
15% DTO.

Quiero mi descuento
Al suscribirte expresas tu consentimiento para recibir comunicaciones comerciales de AZULTHERMAL S.L.U. Puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento y consultar nuestra Política de Privacidad para más información.
close-link
¡Suscríbete!  Y consigue un  -15% DTO.
Al suscribirte expresas tu consentimiento para recibir comunicaciones comerciales de AZULTHERMAL S.L.U. Puedes retirar tu consentimiento en cualquier momento y consultar nuestra Política de Privacidad para más información.
 
Suscribirme